Catedral de Tudela

 

 

Delicada intervención de conservación de los elementos pétreos del claustro de la Catedral. Esta joya del Románico adolece de una patología de la piedra que requiere un riguroso análisis y una intervención específica y apropiada en función del estado de partida en cada elemento. Bajo este criterio se utilizaron diferentes procedimientos agrupados en tres fases, de limpieza y eliminación de estratos previos, de adhesión de fragmentos y sellado de grietas y finalmente de implantación de protecciones provisionales y de adopción de medidas de conservación preventiva.

Para la limpieza, según cada caso se utilizó desincrustación fotónica, microproyección de partículas de piedra pómez o medios mecánicos como espátula de ultrasonidos o bisturí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies