Convento de Madres Clarisas

 

También conocido como del Monasterio de la Encarnación, en la primera de las fases se procedió a la total sustitución de la estructura de las cubiertas, formación de tablero y cubrición con teja, realizándose la nueva recogida de aguas en canalones y bajantes de cobre. Se restauraron los paramentos exteriores, cornisas y espadaña. La segunda fase consistió en el refuerzo de los forjados, renovación de instalaciones y terminaciones interiores, así como la construcción de nuevas celdas para las religiosas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies