Palacio Cousiño, Santiago de Chile

 

Este emblemático edificio, icono de la Belle Époque, se encontraba cerrado por los daños sufridos en el terremoto de 2010. El edificio fue gravemente afectado por desprendimientos de cornisas, cortes y desplomes de arcos. En la intervención ha primado la estabilidad estructural, incorporando una nueva cadena de amarre en la coronación, además de la consolidación de arcos, grietas y fijación de elementos decorativos, incluidas las bellas cerámicas de mayólica italiana que decoran las fachadas. Nuestro equipo de restauradores ha trabajado durante toda la obra para recomponer fragmentos originales de cerámica y yeso desprendidos y reproducir otros definitivamente perdidos. Se ha recuperado el cromatismo original de las fachadas, tras un estudio detallado de las capas pictóricas superpuestas, junto con el marmolizado exterior del zócalo, estructura y vidrios del invernadero, pérgola de entrada y otros elementos singulares. Además del edificio principal, se ha intervenido en otras dependencias anexas, como el edificio de administración o el de servicios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies