Catedral de Toledo, España

Las obras, encargo del Ministerio de Cultura y Deporte, han consistido en el tratamiento integral de la edificación barroca diseñada por Narciso Tomé sobre el ábside gótico de la Catedral y todas las zonas anexas relacionadas con la cubierta de esta. Para ello, se ha desmontado la cubierta de plomo y pizarra, reponiendo todas las maderas afectadas con un importante trabajo de carpintería de armar recuperando la cobertura con los mismos materiales e idénticas piezas y dimensiones, tratamiento de la fábrica de sillería, incluidos los dos pináculos góticos y los cuatro contrafuertes anexos a la construcción, recuperación de revocos, limpieza y protección de vidrieras que permiten la entrada de luz al Transparente, adecuación de los espacios interiores, con nuevos cerramientos y escaleras de metal para permitir la conservación y mantenimiento de la cubierta, y por último impermeabilización de las cubiertas anexas a la edificación desde la cubierta del ábside mayor a los trasdós de la bóvedas góticas.